Trucos para no arruinar las conversaciones que mantenemos

Por 24 mayo, 2019 Blog No hay comentarios
La escucha activa es la habilidad para atender al emisor y comprender su mensaje. Esta estrategia comunicativa nos abrirá las puertas a una interrelación que es recomendable que sea mantenida, no solo durante la conversación, sino más allá.
¿Qué es lo que debemos evitar para no arruinar nuestras experiencias comunicativas?
Cortar al emisor para decir algo propio a colación de lo que cuenta. Esto genera una sensación de protagonismo que hace que el emisor sienta que lo que expresa no tiene suficiente interés y potencia su inseguridad.
Distraerse durante la conversación. Mirar el móvil o el reloj o no mantener contacto visual hará que el hablante entienda que no nos interesa lo que estamos escuchando.
Juzgar al otro e imponer nuestras ideas. Esto evidencia una clara falta de empatía y genera una sensación impositiva que puede molestar al hablante.
Rechazar el punto de vista del hablante. Cada persona ve las cosas de una manera, y no por ello nuestros argumentos deben primar. Escuchar al otro, y expresar luego nuestra opinión es positivo, rechazarla categóricamente es una actitud dictatorial que no nos dará buenos resultados.
Descalificar su argumentación. Esto es algo que nunca se debe hacer. Podemos hacerle ver de forma educada y sutil que no estamos de acuerdo, pero nunca faltando el respeto a sus pensamientos o ideas.
Ofrecer soluciones sin la información necesaria. Esto hará sentir al emisor que ya no queremos escuchar más sobre lo que tiene que contarnos y que queremos terminar la conversación cuanto antes. Además, da sensación de falta de empatía y descontrol de los tiempos en comunicación. 

Deje una respuesta